LO IMPORTANTE ES SACAR UN PROYECTO QUE ENTREGUE PODER

Entrevista al diputado Alejandro Navarro, difundida por la RED de ONGs Acción.

¡Este proyecto necesita presión social!, dice a modo de advertencia el diputado Alejandro Navarro sobre la Ley de Asociaciones y Participación Ciudadana, que aún no está en la tabla de la Comisión de Gobierno Interior, Regionalización, Planificación y Desarrollo Social, presidida por él.
Navarro cree que su discusión se dará, probablemente, en plena campaña presidencial, es decir, a partir de diciembre o el año 2005.¡Este proyecto de ley puede ser debatido en torno a la campaña y sería realmente interesante, porque podría buscarse la firma de los presidenciables y de los parlamentarios para sacarlo al menor plazo, pero sacar un proyecto que entregue realmente poder!. Según el diputado, no será un debate fácil, porque una ley de esta naturaleza genera temores, incertidumbre y resistencias.

– ¿Por eso sale una Ley tan debilitada desde el gobierno, menos contundente de la que se esperaba?

Hay un debate de fondo que hacer. El Congreso tiene la posibilidad de reducir esta ley a un artículo o podemos hacer una ley a la que le incorporamos 40, 80 nuevos artículos, entregando muchas más facultades. Creo que en definitiva, la verdadera participación ciudadana se debe hacer con el congreso nacional. Aquí la discusión recién se inicia, todos tienen que tomar posiciones. Llega la hora de la verdad en torno a la voluntad de avanzar en fortalecer a las organizaciones a nivel nacional y nos da una buena oportunidad de recrear todo el debate y perfeccionar lo que el gobierno plantea. Dicho de otro modo, podríamos presentar un nuevo proyecto de Ley, podríamos presentar una indicación que reemplace total y absolutamente el proyecto actual. Si las organizaciones sociales tienen un conjunto de observaciones y nos logran convencer, las vamos a incorporar.

– Tal como está ahora ¿la ley abre espacios reales de participación?

Asistí a talleres en mi región, con un número importante de dirigentes sociales. Pero el inicio del debate siempre nos depara sorpresas, porque en definitiva el proyecto que ingresó no siempre es el que se discutió, por lo tanto, efectivamente hay que ver si se recogió el espíritu. Espero revisarlo a cabalidad para saber si cumple con esos requisitos. Se puede perfeccionar y en el mundo social siempre hubo muchas diferencias, unas más radicales, otras más conservadoras. Desconozco si el proyecto recogió aquellas que eran más radicales, avanzadas y progresistas o aquellas más conservadoras y eso va a quedar a la vista con el análisis de las implicancias, el análisis exhaustivo de cada uno de los artículos y espero que ello ocurra. Y como es un proyecto que brinda participación y poder, y el poder se autogestiona a sí mismo y se autoreproduce, pienso que va a haber oposición¿ Cuando das poder es porque alguien lo pierde. La pregunta que tenemos que hacer es quién pierde poder, porque ellos son los que se van a oponer.

– ¿Se va a encontrar con muchas resistencias?

Nunca he visto que alguien ceda poder gratuito. Hay quienes van a sentir afectado su poder y se van a oponer a un proyecto de esta naturaleza. Esto siempre crea incertidumbre y desconfianza. Los ciudadanos organizados son lo más parecido a una guerra civil para algunos.

– El proyecto no contempla, por ejemplo, la iniciativa popular de ley y son algunos de los parlamentarios, precisamente, los que se han opuesto a que este tema se incluya en el proyecto.

Eso, por ejemplo, se podría plantear como indicación. Yo presenté un proyecto sobre iniciativa popular de ley hace cinco años y de ahí podría salir la indicación. Ese tema lo tenemos que ver de acuerdo a las voluntades políticas que existan durante el proceso de discusión.

– ¿Qué prioridad tiene este proyecto?
El proyecto no está con urgencia. Estamos discutiendo el tema de la reforma al sistema electoral, la inscripción automática. No está en tabla.

¿Esta Ley va a generar condiciones, no va a garantizar la participación?

Para Navarro, una de las principales trabas para la participación social son los alcaldes, ¿la monarquía municipal. Los Consejos Económicos y Sociales Comunales no funcionan porque los alcaldes no quieren, continúan con todo el poder y por eso tienen comunas no participativas. En esto también hay un debate público en torno a la modificación de la ley municipal, para generar mayor poder hacia los concejales. El gran fracaso de los CESCO es que cuando eran críticos al alcalde, no funcionaban, no eran convocados. Eso ha limitado enormemente la participación en los espacios territoriales. Porque igual sigue la participación de las juntas de vecinos o de otras organizaciones, pero es una participación atomizada, fragmentada. Lo importante es quién toma las decisiones. La clave está en poder tomar decisiones, el proyecto apunta hacia eso, pero tengo mis dudas si va a funcionar, porque no hay mucha experiencia de participación democrática, integradora, participativa¿.

– Pero al no incluir temas como el presupuesto participativo ¿se trata de un proyecto con reformas limitadas?

Yo diría que son reformas importantes y pueden potenciarse mucho, pero para que esto tenga vida, se requiere de una comunidad que las persiga. Hay una fuerte debilidad en la ciudadanía, lo que queremos hacer ahora es generar esas condiciones.

– Este proyecto, al no contemplar reformas constitucionales, que establezca modificaciones estructurales ¿puede llamarse de participación?

La negociación colectiva, cuyo derecho queda estipulado constitucionalmente para los 6 millones de trabajadores de Chile, sólo la practican el 10% de los trabajadores del país. El 90% no negocia colectivamente teniendo el derecho constitucional. Poner las reformas constitucionales como un elemento que va a garantizar automáticamente el cumplimiento o respeto de determinados derechos no es así. Por lo tanto, la clave no está en la Constitución, está en el poder que tienen las organizaciones, en la fuerza que adquieran. Y este proyecto apunta a fortalecer a esas organizaciones.

– ¿Y cómo podrían fortalecerse efectivamente?

Va a ser la suma de muchas variables. Está la modificación del artículo 87, que incorpora el deber de los concejales a informar a la junta de vecinos, por ejemplo¿ Es una suma de elementos que permiten mejorar y devolver la confianza, seduciendo a la gente para que participe, porque la gente no está participando y siente que su participación no conlleva la toma de decisiones, no incide en el poder. El proyecto apunta a generar condiciones sobre las cuales las organizaciones adquieran poder. (¿) Durante la dictadura teníamos organizaciones tremendamente poderosas y no había ley. El proceso de fortalecimiento de las organizaciones sociales no va a pasar sólo porque hagamos una ley que les entregue instrumentos, sino por un conjunto de factores que logren incidir sobre la voluntad de demandar más poder. Una ley de esta naturaleza va a generar condiciones, no va a garantizar la participación.

11. enero 2015 por portalciudadano
Categorías: Ciudadanía | Comentarios desactivados en LO IMPORTANTE ES SACAR UN PROYECTO QUE ENTREGUE PODER