Fondo Nacional de Capacitación: ¡No Dejes de Aprender!

formacionAunque nos hayamos dedicado a un oficio la mayor parte de nuestra existencia, siempre habrá cosas nuevas que aprender para mejorar nuestro negocio, calidad de vida y las relaciones que entablamos con el entorno y la familia. Por algo dicen que en la vida no se termina nunca de aprender.

“La capacitación es un elemento fundamental a la hora de incrementar la productividad en las empresas, de conseguir mejor empleabilidad de las personas que son capacitadas”, asegura Enrique Correa Jaña, encargado del Fondo Nacional de Capacitación (Foncap), del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence). Manuel Schmied, de la Universidad Santo Tomás, agrega que al acceder a nuevos conocimientos, las personas también aumentan sus perspectivas de movilidad laboral.

¿Para quiénes son los cursos?

Para microemprendedores (as) y trabajadores (as) por cuenta propia, mayores de 14 años. Las microempresas deben tener iniciación de actividades y, si tienen a alguien contratado, no haber pagado más de 45 UTM en remuneraciones anuales.
Si los cursos están abiertos y hay vacantes, cada persona en la empresa puede tomar cursos hasta 9 UTM ($270.000, aprox.). Toda la empresa no puede superar las 26 UTM ($800 mil aprox.).

“Cuando tenemos cursos de capacitación orientados a las competencias laborales, Habilidades y destrezas que puedan adquirir las personas en los puestos de trabajo, queda mano de obra mucho más calificada, se van profesionalizando ciertos sectores. Eso les permite ir cambiándose de trabajo, poder optar a trabajos mejores o poder seguir con sus propios negocios”, aclara Schmied.

Con este convencimiento, el Sence, a través del Foncap, ofrece 80.000 cupos para cursos de capacitación a microempresarios (as) de todo Chile para que actualicen sus conocimientos, aprendan nuevas técnicas y, en definitiva, puedan mejorar su vida y la de sus familias.

Sectores de la economía tan fundamentales para combatir la pobreza porque representan una alternativa laboral para miles de familias, como pescadores artesanales, taxistas, comerciantes, artesanos, transportistas, feriantes, pirquineros y muchos más, pueden ingresar a estos cursos gratuitamente. Sólo deben ser mayores de 14 años, contar con la iniciación de actividades con tres meses de antigüedad y, en el caso de tener trabajadores contratados, no haber pagado remuneraciones superiores a las 45 UTM en el año anterior. Asimismo, pueden optar a estos beneficios trabajadores independientes con boletas de honorarios, pero que no sean profesionales.

La idea es dotar de mayores herramientas a las y los emprendedores del país que día a día luchan por sacar adelante su pequeño negocio que, en muchos casos, involucra a toda la familia. Por esto, también pueden acceder a los cursos las y los hijos, hermanos, padres, abuelos, nietos y cónyuges de las y los emprendedores.

Los 3.500 cursos que imparten Organismos Técnicos de Capacitación (OTEC) acreditados por el Sence en todo Chile, tales como universidades, institutos y otros, se definieron de acuerdo a las necesidades de Cada región y sus grupos productivos. Para esto se realizaron reuniones en todo el país con los Consejos Regionales de Capacitación y con organizaciones gremiales, sindicales y representantes de organismos públicos y privados, quienes definieron las necesidades de cada lugar. Así nacieron cursos en áreas tan diversas como artesanía, comercio, construcción, informática, minería, turismo, transporte e industria metalmecánica, energética, manufacturera o silvoagropecuaria, pero adaptados a cada región del país, por ejemplo, en la novena región se ofrecen cursos de platería mapuche o en las zonas urbanas psicología infantil para transportistas escolares.

Miles de mujeres y hombres ya han realizado algunos de estos cursos y aseguran que, además de los conocimientos que entregan, representan un estímulo para el espíritu ya que, de otra forma, no hubieran tenido acceso a la universidad. Asimismo, manifiestan que las técnicas aprendidas les han permitido ampliar su campo laboral. Es el caso de Lidia Alvarez, comerciante de ferias libres, quien realizó un curso de contabilidad.

“Ahora tengo la posibilidad de hacer libros de IVA y ganarme la vida con eso, que no es lo mismo de la feria, ya no tengo que sacarme la porquería vendiendo sin saber cómo me va a ir. Son distintas las formas de obtener ingresos, tengo otras posibilidades”, señala Lidia y agrega, “es importante que incentiven a la gente a superarse, que no sigamos siendo pobres siempre, si te educas tienes más expectativas de mejorar la calidad de vida tuya y de tu gente”.

Dificultades

Los cursos gratuitos del Foncap se estrenaron recién este año gracias a una modificación de la ley, inpulsada por asemejarse al sistema de educación gratuita del estado de España, representado por el actual Servicio de Empleo Español mediante los cursos Inem Madrid. Anteriormente, quienes quisieran capacitarse debían pagar primero y, por medio de franquicias tributarias, ese dinero se les devolvía. No obstante, muchas personas tuvieron dificultades para acceder a esos beneficios porque debían contar con el dinero antes del curso y hacer trámites para su devolución.

¿Cómo postular?

Hay 80.000 cupos para más de 3.500 cursos de capacitación gratuitos en todo Chile.Inscríbete en www.sence.cl, en las oficinas regionales del Sence, en los OTEC o llamando gratis al 800 801 030

“El Foncap se creó para solucionar el problema que tenían los contribuyentes al hacer uso de la franquicia tributaria, que era el mecanismo que tenían para capacitarse antes. Eso les significaba una serie de trámites pero, además, tenían que pagar y para eso, los que no tenían dinero tenían que conseguirse un crédito y esto lo podían recuperar con su devolución de impuestos, había un proceso bastante complejo. El Foncap se crea para evitar ese tipo de complejidades y hacer más asequible la capacitación a los microempresarios, haciéndola absolutamente gratuita. Un microempresario tiene que tener la voluntad de asistir – sabemos que les cuesta dejar su puesto de trabajo- inscribiéndose, no necesita pagar ni un peso”, explica Enrique Correa, encargado nacional del Foncap.

El representante de la Universidad Santo Tomás, afirma que esta es una de las dificultades que han debido enfrentar los OTEC: transmitir este cambio a las y los beneficiarios. Además, reconoce que la implementación de los cursos empezó más tarde de lo estipulado, por lo tanto, en aquellos lugares donde los trabajos dependen de las estaciones, como en el sector agrícola, ha sido muy difícil completar los cupos establecidos. De todas formas, Schmied afirma que el nuevo sistema del Foncap “llegó para quedarse”.

15. enero 2015 by portalciudadano
Categories: Ciudadanía | Comentarios desactivados en Fondo Nacional de Capacitación: ¡No Dejes de Aprender!